Nuestra Propuesta

Nos proponemos como objetivo central que el niño reciba una formación que le permita su propia y esencial identidad a través del desarrollo de todas sus capacidades en plena apertura.

Estimulando el tránsito de lo sensorio motriz a lo simbólico, de lo intuitivo a lo lógico.
Procurando sentimientos positivos de sí mismos y de los otros. A través de experiencias, actividades globalizadas en las que el juego es el motor en un ambiente de afecto, calidez y contensión.

Propiciamos con nuestro accionar que los niños desarrollen todas sus capacidades y descubran nuevas posibilidades, disfruten creativamente en el quehacer en contacto con uno mismo y con los otros.

Nuestros Proyectos están atentos a las necesidades, son evaluados constantemente, factibles de cambios.

Orientando el espíritu de curiosidad a través de diferentes herramientas, dándole un lugar privilegiado al JUEGO, ya que a través de él podremos:

  • Aliviar tensiones, ayudando así a elaborar las situaciones más difíciles.
  • Superar desafíos ya que jugar es plantearse nuevas dificultades, sentir el deseo y tratar de comprobar que se puede un poquito más.
  • Aprender a convivir; cuando juega con otros, aprende a escuchar, a aceptar límites, a sumar ideas.
  • Sentir placer a partir de su decisión de entrar en el juego, de crear y habitar ese mundo dejándose llevar por la imaginación, la fantasía y el deseo de jugar.

Sostenemos  que:

  • Antes que nada y nadie están los niños.
  • Cada niño es el más importante.
  • Somos diferentes y nos aceptamos.
  • Vivimos los valores que trasmitimos.
  • Nos comunicamos dialogando.
  • Valoramos y ejercemos cuidados maternantes.
  • Nuestro accionar es determinante en el desarrollo cognitivo y emocional del niño.

 

Nuestra tarea se caracteriza por:

  • Favorecer un clima de afecto y confianza a fin de que los niños adquieran seguridad en sus propias capacidades cognitivas, motrices, afectivas, sociales y expresivas en la relación con los otros y con el conocimiento.
  • Ofrecer oportunidades de desarrollo de su capacidad creativa y de placer por el conocimiento.
  • Promover el desarrollo de valores que reflejen la solidaridad, el respeto por las ideas, sentimientos y diferencias en los otros, la responsabilidad, el diálogo afectivo y la resolución conjunta de problemas.
  • Fomentar el placer de jugar, asegurando la experimentación, la expresión, y la adquisición de conocimientos significativos que amplíen sus posibilidades de comprensión del mundo.
  • Integrar a la familia en la tarea educativa, propiciando la comunicación a través de distintas formas (reuniones de padres, cuadernos de comunicaciones, entrevistas, informes personales  talleres para padres y actividades compartidas con las familias).